Fruta de la temporada, el aguacate

El aguacate tiene una particularidad única, ya que es fruta y verdura a la vez, algo que ciertamente no es muy común, tiene un sabor delicioso a avellana, una textura suave con consistencia tierna y cremosa. Esta rica fruta se puede comer sola, o en su defecto, puede ser el acompañante de cualquier comida, haciendo de esta un complemento de primera calidad.
El aguacate, como toda fruta o verdura, es muy bueno y saludable para nuestro organismo, ya que siento este totalmente natural, posee muchas propiedades nutricionales como calorías, proteínas, agua, fibra,  grasa, carbohidratos, vitamina B3, vitamina K, vitamina E, vitamina C, vitamina A, potasio, fosforo, magnesio, hierro y calcio.
Esta fruta de temporada tiene muchos aportes positivos para nuestro cuerpo; por ejemplo, el aguacate reduce bastante los niveles de colesterol, ya que tiene un tipo de acido graso que ayudar a controlar estos niveles de colesterol, controla muy bien la presión arterial, usualmente mantiene nuestro corazón sano y esto es algo para recalcar, ya que es de suma importancia, regula los niveles de azúcar en la sangre, tiene propiedades anti inflamatorias, hace que haya mucho menos riesgo de tener accidentes cerebrovasculares, es un escudo para distintos tipos de cáncer y es bastante recomendado para evitar mal formaciones en el embarazo, ya que contiene acido fólico. También es un buen método para cuidar nuestra piel y mantenernos bien en el envejecimiento, limpia nuestro intestino, quita el mal aliento y en ocasiones, para gente que lo necesite, ayuda a engordar.

El aguacate, como dijimos anteriormente, tiene magnesio y potasio, estos ingredientes son muy positivos para el buen funcionamiento del sistema nervioso  muscular, también son de suma importancia para el sistema inmunológico. De igual forma, es fundamental para nuestro intestino delgado para evitar la retención de líquidos. Por otro lado, posee vitaminas A, C, D, B y K. Esto convierte a esta beneficiosa fruta en un antioxidante por su contenido en vitaminas, este caso, C y E, que también son muy positivas para los niveles neurológicos de nuestro organismo,  salud cardiovascular y para el cuidado de nuestros huesos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Bandeja de Embutidos

¿Cómo cocinar albóndigas congeladas?

Cómo afecta el Calentamiento Global a la economía